Alexandra Soumm visita un ensayo de la Orquesta de niños de la OSG

Ya son muchas la visitas que hemos tenido en los ensayos  de la Orquesta de niños,  directores como L. Maazel o Jesús López Cobos y solistas como Midori y en este caso a Alexandra Soumm. 

Siempre es una experiencia inspiradora para nuestros alumnos. En cierta medida, la sorpresa sincera que todos ellos expresan cuando empiezan a sonar como orquesta es el mejor baremo de como se  están haciendo las cosas y nos  llena de ilusión y fuerza para seguir intentando mejorar con cada proyecto y curso escolar.

Ya tenemos cierta experiencia en estas visitas y aunque siempre son en momentos complicados para los solistas y directores (acaban de tener un concierto la noche anterior, y muchos tienen otro el día de la visita, o en un rato cogen un avión para marchar de Coruña) hemos sabido gestionar estas pequeñas joyas musicales de manera que la persona que acude al ensayo pueda ejercer una gran influencia en muy poco tiempo. Esto pasó con Ton Koopman, que vino a escuchar un rato y al final se puso a dirigir y estuvo casi dos horas, o con Dima  Slobodeniouk que se animó a coger la batuta y el sonido del grupo paso de ser bueno a algo mágico.

En este caso, con Alexandra, ocurrió un poco igual, tenía sólo una hora y media y nada más empezar a sonar la orquesta se iluminó su cara; cuando pararon lo primero que dijo fue: “fantástico, ustedes suenan de verdad, no suena a estoy tocando aburrido leyendo música, ustedes están haciendo música de verdad”. Luego empezó a buscar cosas que decir para mejorar cada frase, cada compás e incluso, aunque en un principio se negaba a dirigir, lo acabó haciendo y que maravilla las cosas que consiguió. 

También pasó por el ensayo de la orquesta de pequeños y otra vez detectamos en su cara esa mezcla de sorpresa y alegria que solemos percibir en la gente que viene a visitar el proyecto. Aquí no tuvo mucho tiempo, pero tocó una pieza de Bach para todos los alumnos. Impagable ese momento en el que alguien de ese nivel se entrega para hacer algo total y absolutamente por la música y para nuestros pequeños músicos. 

Todo esto no sería posible sin el trabajo en equipo de todos los estamentos que integran la OSG y desde aquí queremos expresar nuestro agradecimiento.

Anuncios