Encuentro de la joven por Cristina Freire

ojsg

La verdad es que tenía un poco de miedo de empezar el encuentro. Bueno, no miedo, simplemente respeto. Nunca había tocado en una orquesta de este nivel y es por eso por lo que tenía tantísimas ganas de empezar.

Los ensayos se me hicieron cortísimos. En general, todo el encuentro se hizo corto. Supongo que fue por el buen ambiente que había y porque a todos nos gustaba lo que estábamos haciendo y disfrutábamos de los ensayos.

encuentro_joven_seccion_violines_segundos

Fueron ocho días a tope. Y diréis, qué pereza, «madrugar» en vacaciones, pero, sinceramente, merecía la pena. Era llegar al Palacio de la Ópera y teletransportarse a otro lugar completamente distinto, a un mundo nuevo.

El repertorio fue simplemente genial. Era divertido de tocar desde dentro de la orquesta y a la vez bonito de escuchar desde el público.

Obviamente, el encuentro no habría sido tan divertido y a la vez productivo si no hubiese contado con Alberto Zedda como director. Me encantó la forma de llevar sus ensayos, que se hacían cortísimos, la manera en la que nos ayudaba a entender lo que estábamos tocando y a dar lo mejor de nosotros. Sinceramente, fue un honor tenerlo como director.

Y, cómo no, había que mencionar a la maravillosa sección de violines segundos, por el buen ambiente de los ensayos y a Dani, que nos ayudó muchísimo en los seccionales.

Cristina Freire.